Conclusiones del XII Congreso de Dirección de Proyectos de PMI Madrid. Liderazgo y tendencias actuales en la Dirección de Proyectos.

En este artículo voy a repasar los aspectos más importantes que se han presentado en las diferentes ponencias que han tenido lugar en nuestro último Congreso. Pudimos disfrutar de 7 ponencias de alto nivel que nos situaron frente a un nuevo escenario profesional y nos deben hacer asumir retos en nuestro papel clave en las Organizaciones como Directores de Proyectos.

En la primera ponencia titulada “The next generation Project Manager, are you ready?”, el Vicepresidente de PMI Global, Brian A. Weiss nos presentó el escenario actual de demanda de Project Managers y las previsiones de crecimiento para los próximos 5 años, estimando que serán necesarios 5 millones de Project Managers, habiendo actualmente menos de un 10% disponibles para cubrir la enorme demanda. Esta situación supone un freno importante al desarrollo económico mundial y empresarial porque hay muchas ideas, pero faltan los profesionales que sean capaces de llevar las ideas a la parte operativa y esto se consigue con la disciplina de la Dirección de Proyectos. Brian nos animó a seguir trabajando en el triángulo de capacitación o carrera profesional de PMI. Dicho triángulo está formado por el desarrollo técnico, el desarrollo de negocio y el desarrollo de habilidades interpersonales.

La segunda ponencia “El modelo de madurez de Project Management” corrió a cargo de Fabrizio Tesolato, en la que hizo un repaso sobre las diferentes estructuras organizativas y cómo cada una de esas estructuras organizativas (las tradicionales, las jerárquicas, las de proyectos y las híbridas o matriciales), influyen en la forma en la que se desarrolla la madurez de la Dirección de Proyectos en las empresas. También nos comentó el modelo de madurez de PMI e incidió en la necesidad de convertir al Director de Proyectos en un líder que sea capaz de dirigir una iniciativa empresarial.

En la tercera ponencia “¿Por qué Agile, ¿Por qué ahora?”, Ángel Díaz-Maroto nos presentó los principios y valores del Agilismo haciendo un repaso histórico y comentando el grado actual de adopción del Agilismo en los proyectos. Ángel adoptó una visión en la que la Dirección de Proyectos clásica es poco compatible con los principios y valores del Agilismo, óptica de la que discrepo ya que creo que ambos mundos pueden convivir y “se puede llevar corbata o no” dependiendo del tipo de proyecto o del entorno ambiental en el que nos encontremos. De hecho, yo poseo las distintas certificaciones y trabajo en los dos entornos sin ningún tipo de problema. No se entiende hoy trabajar en Agilismo sin tener una base sólida de la Dirección de Proyectos en el entorno clásico. En su visión particular, el ponente entiende el Agilismo como una corriente que nace como reacción a los efectos del desarrollo clásico y yo creo que es más bien una evolución natural del desarrollo clásico al nivel de cambio y de incertidumbre actuales. A mi modo de ver, ha sido un proceso evolutivo natural más que un proceso de ruptura.

La cuarta ponencia, “PMI para mi” fue presentada por Manu Alber de la Rica con una emotiva reflexión sobre lo que ha significado para él la filosofía de PMI a lo largo de su carrera profesional, aportando su visión personal en cuanto a la evolución del estándar del PMI a nivel internacional y cómo, desde su amplia experiencia, ha ido viviendo esa evolución en su entorno profesional. Desde mi punto de vista personal, para mí también ha habido un antes y un después de mi incorporación a la comunidad de Project Managers del Capítulo de Madrid del PMI. Seis años después de mi involucración como voluntario he crecido como profesional gracias a todo el conocimiento y la experiencia compartida con colegas de primer nivel que no dudan, de manera altruista, en compartir cualquier reflexión, innovación o avance en la profesión.

La quinta ponencia de Miguel Tapia Gordon “BIM: a new industry for IT & Construction Project Managers” fue eminentemente técnica presentando los modelos de bases de datos que se aplican a modelos virtuales para entornos de construcción. En la ponencia Miguel nos expuso las principales características de este tipo de proyectos y la previsible demanda y evolución que va a haber de este tipo de servicios que unido al valor que aporta de la Dirección de Proyectos, van a permitir un mayor grado de planificación, control y mantenimiento de proyectos en el sector de la arquitectura.

La sexta ponencia, ”El liderazgo colectivo en la gestión de proyectos” corrió a cargo de Juan Ferrer el cual nos habló de los conceptos de “liderazgo servicial”, de los distintos grados de desarrollo y madurez en los equipos de trabajo, de cómo se genera el conocimiento colectivo y del nuevo reto de los Directores de Proyectos como elementos de facilitación de la gestión de talento colectivo, muy en línea con los principios que Ángel Díaz-Maroto nos comentaba en su ponencia sobre Agilismo.

Por último, José Luis Portela López, en su ponencia “Carrera profesional. ¿Qué demanda el mercado?” nos hizo un repaso excepcional sobre las oportunidades profesionales de los Directores de Proyectos y la demanda del Mercado, relacionando esta demanda con la oportunidad que tenemos los Directores de Proyectos de ofrecer diferentes fórmulas de prestación de nuestros servicios y de seguir aportando valor a las Organizaciones. José expuso el necesario reto de autodiagnosticarnos y de reflexionar sobre la necesidad de orientar nuestra propia carrera profesional más allá de nuestro rol o de nuestro perfil en una Organización. Puso sobre la mesa que la mayor parte de los empleos que tendremos en el futuro serán empleos por proyectos o por servicios y nos invitó a encontrar nuestro hueco en esos nuevos modelos y de encajar en ellos nuestro valor como Directores de Proyectos.

Mi conclusión es que, como Directores de Proyectos efectivamente tenemos el reto y la responsabilidad de seguir avanzando y aportando valor en la profesión en un entorno de cambio constante, poniendo nuestras capacidades y habilidades al servicio de la generación de talento y conocimiento colectivo, creando valor y diferenciación en las Organizaciones.

La participación fue excepcional. Este año el nivel de asistencia ha batido records llegando a los 300 inscritos, aumentando también el número de patrocinadores con diferentes stands que creaban un muy buen ambiente y facilitaban el networking. El equipo de organización del Congreso ha trabajado de forma excepcional y aprovecho de nuevo para felicitar a los compañeros y compañeras por su magnífico trabajo, en especial a Charo Fresneda, Fernando Ley, Miguel Ángel Montero, Claudia Alcelay, Carlos Pampliega, Evis Rosales, Francisco Astudillo y toda la Junta Directiva. ¡Nos vemos en el siguiente Congreso!.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *