Shadow, el perro que practica ala delta

Dan McManus cayó en una depresión. Y buscó ayuda, una ayuda que llegó ladrando. Un perro pastor australiano iba a ser su psicólogo de cabecera, el amigo en el que apoyarse para salir del trance. Este estadounidense fue reponiéndose y recuperó su afición favorita: el ala delta. Por aquel entonces, ya había comprobado que el animal jamás se separaba de él. De ahí que le pareciera obvio llamarlo Shadow (“sombra” en inglés). Cuando McManus acudía a volar, Shadow iba con él. Y cuando se apoyaba en la barra y se disponía a despegar, el perro siempre le mordisqueaba los pies y le perseguía. Así que creyó entender que su fiel amigo no quería despegarse ni durante los vuelos. Sin pensarlo dos veces, Dan preparó un arnés y probó a surcar el cielo los dos juntos. ¡Y vaya si funcionó!. Shadow es feliz a su lado y ayuda, a su manera, rodeándole un brazo con sus patas. Lo cierto es que el cariño y la lealtad del perro han obrado el milagro y ahora McManus se ha curado de su enfermedad y ha recuperado la ilusión perdida. ¿No es maravilloso?.

Pincha aquí para ver el increible y emotivo video de sus vuelos juntos.

 

 

 

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *